Es un impuesto indirecto al consumo, cuyo hecho generador es el ejercicio habitual y a título oneroso del comercio, industria, profesión, oficio, negocio, locaciones de obras, bienes y servicios en la Provincia de La Pampa.

La base de cálculo son las sumas devengadas por ventas de productos o mercancías, por remuneración o compensación de servicios o por retribución de la actividad ejercida.

Son contribuyentes las personas físicas, sociedades con o sin personería jurídica y demás entes. Se clasifican en:

  1. Obligados Directos: que desarrollan sus actividades exclusivamente en La Pampa, y
  2. De Convenio Multilateral: que ejercen en más de una jurisdicción provincial.

El impuesto se determina por Declaración Jurada del contribuyente donde deben consignarse los ingresos brutos devengados durante el período fiscal, que es el año calendario, cancelándose por medio de anticipos mensuales con ajuste final, sobre ingresos calculados sobre base cierta.

El impuesto mínimo y las alícuotas aplicables son establecidos anualmente por la Ley Impositiva.

Los contribuyentes que demuestren buen cumplimiento de sus obligaciones gozan de un beneficio que consiste en una Bonificación en el impuesto a ingresar. El porcentaje de la misma, así como las condiciones para acceder a la misma, es fijado anualmente en la Ley Impositiva.